Descúbrete

En este mundo sufrimos un bombardeo de mensajes sobre lo que debemos hacer, ser y pensar, y sobre cómo debemos vestir. Estos mensajes proceden de nuestra familia, nuestros centros de estudios y nuestros amigos.

La publicidad nos dice qué debemos sentir y desear. Pero ¿quién eres tú en realidad? Y ¿qué piensas y sientes de verdad? ¿Qué es lo que quieres de la vida?

Busca un lugar donde puedas estar a solas y sin distracciones. Pasa unos minutos sentado en silencio y respira profundamente para relajarte y calmarte.

Elige el Dragón que aparece a continuación y decide qué materiales quieres emplear para colorearlo.

Cuando estés preparado, empieza a colorear el dragón. En este caso, empieza por los bordes exteriores para ir avanzando progresivamente hacia el centro.

A medida que te aproximes al centro, permítete a ti mismo ser cada vez más quien eres de verdad. Por ejemplo, quizá seas abogado, pero por dentro seas artista. O quizá seas oficinista, pero lo que desees es hacer un trabajo manual. A veces es muy difícil ser nuestro yo verdadero. Este no es un ejercicio de autocrítica, sino de autoamor.

Cuando llegues al centro, cierra los ojos y siéntete tal como eres de verdad. Sé consciente de que tú yo verdadero no es una identidad tallada en piedra, sino una manera de vivir acorde con tus necesidades y tus valores más hondos en un momento dado.

Cuando hayas terminado tu Dragón, dedica algunos minutos a escribir acerca de tus sentimientos y de las ideas que hayas tenido.