Gratitud

La persona que conoce la gratitud suele estar más dotada para afrontar con mayor eficacia el estrés cotidiano, para recuperarse mejor de las enfermedades y para disfrutar de una mayor sensación de bienestar. La gratitud es una de las pocas cosas que pueden cambiar tu vida de manera peceptible. es fácil pensar negativamente cuando suceden cosas estresantes, como perder el trabajo o contraer una enfermedad.

Pero la práctica de la gratitud te puede ayudar a pasar de los pensamientos contraproducentes a una visión más amplia y más equilibrada. en tiempos difíciles, la gratitud te ayuda a enfocarte en lo que funciona bien en tu vida y en cómo puedes afrontar lo que ha pasado. La gratitud te trae al presente y permite equilibrar lo negativo con lo positivo.

Descarga el Dragón.

En este ejercicio vas a colorear cada una de las zonas del Dragón de modo que represente algo de lo que te sientas agradecido. Estas cosas, o estas personas, vivencias, pueden ser grandes o pequeñas, significativas o aparentemente insignificantes. Por ejemplo, puedes sentirte agradecido por el hecho de tener un cónyuge, o simplemente porque hoy te han traído el correo temprano. Si tu Dragón tiene muchas zonas que colorear, puedes pensar que es posible que se te acaben las cosas de las que sentirte agradecido. Pero descubrirás que no es así, lo cual será de por sí una revelación

Empieza a colorear la primera zona de tu Dragón. Comienza por algo que suelas dar por supuesto. Por ejemplo, la taza de té que has tomado con el desayuno, o el pájaro que canta ante tu ventana. Expresa tu gratitud por poder disfrutar de un té que te gusta, por tener una taza, agua limpia y medios para calentarla. A medida que vas pasando de una zona a otra, expresa tu gratitud por todas y cada una de las cosas que se te vayan ocurriendo.